¿Te preocupa el aspecto de tu sonrisa? Dientes rotos, oscurecidos, demasiado pequeños, separados… Si alguno de estos es tu caso, te adelantamos que tiene solución. Una de ellas es la colocación de carillas, uno de los tratamientos de odontología estética más demandados en nuestra clínica dental en Pinar de Chamartín.

Como ya sabes, hay diferentes tipos, en función del material del que estén hechas. En este post queremos mostrarte cuáles son los beneficios y los inconvenientes de cada una de ellas. Así, podrás tomar la decisión con más seguridad y confianza. Si quieres conocer todos los detalles, ¡continúa leyendo!

Carillas de composite

El composite es una resina sintética similar al material que se utiliza para hacer otros tratamientos como, por ejemplo, empastes. Esta clase de carillas están indicadas para disimular pequeñas imperfecciones en dientes localizados.

Beneficios:

  • Se colocan en una sola sesión: el proceso de colocación de las carillas de composite es rápido, llevándose a cabo en un día. El odontólogo va aplicando capas, dándole forma hasta conseguir el resultado deseado. Se trata de un trabajo muy minucioso.
  • Son muy naturales: el aspecto conseguido es similar al de un diente natural. En relación con el punto anterior, juega un papel fundamental la pericia del odontólogo, pues es una labor manual y prácticamente artística.
  • Son más económicas: su precio es bastante más asequible en comparación con otro tipo de tratamientos de estética dental.

Inconvenientes:

  • Cambian de color: con el paso del tiempo, pueden llegar a cambiar de color. Por ello, es recomendable retocarlas de vez en cuando. No obstante, si se siguen las recomendaciones proporcionadas en clínica, durarán más.
  • Su duración es menor: el composite es menos resistente que la porcelana. De todos modos, tal y como acabamos de indicar, se pueden reparar fácilmente, ajustando color y forma.

Carillas de porcelana

Las carillas de porcelana se elaboran en un laboratorio especializado. Están pensadas para casos estéticos más graves, en los que el paciente requiere de una homogeneización en varios de sus dientes.

Beneficios:

  • No se tiñen: a diferencia de las de composite, las carillas de porcelana no se tiñen ni cambian de tonalidad. Por lo tanto, el color se mantiene igual a lo largo del tiempo.
  • Destacan por su resistencia: ¿sabías que el esmalte dental es el tejido más duro del organismo? Pues bien, las carillas de porcelana son incluso más resistentes. De hecho, una de sus características principales es su durabilidad.
  • Son altamente estéticas: la estética conseguida con las carillas de porcelana es muy elevada. Tanto en color como en forma, el aspecto es natural y muy parecido al esmalte dental.

Inconvenientes:

  • El proceso de colocación es más lento: las carillas de porcelana se realizan a medida en el laboratorio. Por lo que su preparación es más lenta que en el caso de las de composite. Como mínimo, se necesitan dos sesiones.
  • Requieren tallado dental: para que se adhieran perfectamente a los dientes, generalmente hay que preparar el diente previamente, tallándolo de forma mínimamente invasiva.
  • Son menos asequibles: al ser un material más duradero y resistente, las carillas de porcelana son más caras que las de composite.

En cualquier caso, si estás buscando una clínica dental en la zona norte de Madrid, en CIO Arturo Soria contamos con un equipo de especialistas en estética dental que se encargará de estudiar tu caso y recomendarte el tratamiento adecuado en función de tus necesidades.

Por último, si tienes cualquier pregunta, no dudes en contactar con nosotros: ¡estaremos encantados de poder ayudarte!

Participa a través de tu comentario y solicita tu primera visita gratis.

¡Recibe un cordial saludo!

www.cioarturosoria.com

Solicita tu 1ª visita GRATIS