El rostro es una de las partes más importantes de nuestra imagen. A través de él, comunicamos infinidad de información, sensaciones y sentimientos. Concretamente, la sonrisa juega un papel fundamental e influye sobre los rasgos faciales.

Pero ¿puede la ortodoncia cambiar la forma de la cara? Esta pregunta nos la han planteado varias veces en nuestra clínica dental en Pinar de Chamartín. Por ello, en este post queremos tratar de resolverla para que no quede ninguna duda. Así que, si te interesa este tema, ¡sigue leyendo!

Características de la ortodoncia

Como ya sabes, la ortodoncia es una especialidad de la odontología que se encarga de corregir problemas de oclusión y de posición dental. De esta forma, ofrece unos resultados perfectos, tanto a nivel estético como funcional.

Algunos de los problemas más frecuentes que corrige son:

  • Apiñamientos.
  • Separaciones interdentales (diastemas).
  • Mordida abierta.
  • Sobremordida.
  • Mordida cruzada.
  • Línea media desplazada.

Para ello, se emplean diferentes sistemas en función de las necesidades particulares de cada persona. Los más comunes son los brackets y los alineadores transparentes.

¿Pueden producirse cambios faciales después de la ortodoncia?

Tal y como adelantábamos al inicio de este post, uno de los elementos más importantes del rostro es la sonrisa. Por este motivo, la ortodoncia es uno de los tratamientos más demandados en nuestro centro.

Es cierto que en algunos casos la posición de los dientes influye directamente sobre los rasgos faciales. Por ejemplo, si los dientes incisivos están posicionados hacia delante, es probable que los labios del paciente sean prominentes. En este caso, la ortodoncia, además de solucionar el problema, produciría un cambio facial en el paciente, mejorando su rostro.

Por ello, al llevar a cabo un tratamiento de ortodoncia, la estética facial también se ve afectada de forma positiva, ofreciendo una sonrisa en armonía con respecto al rostro. En este sentido, el ortodoncista puede jugar con la inclinación y la posición de los dientes para fomentar los cambios necesarios y mejorar el perfil del paciente.

En líneas generales, los cambios faciales que se pueden conseguir con la ortodoncia no son de gran envergadura. En el caso de que haya que realizar modificaciones significativas, es probable que haya que recurrir a la cirugía ortognática.

Por tanto, las posibles variaciones en el tercio facial inferior después de un tratamiento de ortodoncia dependerán expresamente de cada caso. La mejor opción es consultar con tu ortodoncista para que pueda explicarte minuciosamente todos los detalles.

Si estás buscando una clínica dental en la zona norte de Madrid, en CIO Arturo Soria contamos con un equipo de ortodoncistas que se encargará de valorar tu caso y realizar un estudio de ortodoncia, proporcionándote la información que necesitas.

Si tienes cualquier pregunta, no dudes en contactar con nosotros: ¡estaremos encantados de poder ayudarte!

Participa a través de tu comentario y solicita tu primera visita gratis.

¡Recibe un cordial saludo!

www.cioarturosoria.com

Solicita tu 1ª visita GRATIS