En cuanto llega la primavera, uno de los tratamientos más demandados por nuestros pacientes es el blanqueamiento dental, ya que consigue unos resultados estéticos muy positivos de una forma muy cómoda e indolora, tanto en su alternativa en clínica, desde casa o con el tratamiento combinado. Por supuesto, esta técnica siempre es llevada a cabo siguiendo todos los protocolos necesarios para garantizar los resultados y su durabilidad en el tiempo. No obstante, como en todos los tratamientos, existen excepciones dónde no recomendamos realizar nuestro blanqueamiento dental en Hortaleza, al menos temporalmente. ¡Te lo explicamos!

 

Algunas patologías son incompatibles con nuestro blanqueamiento dental en Hortaleza

Para poder realizar el blanqueamiento con todas las garantías, la cavidad oral debe estar sana, sin presencia alguna de infección, ni en las piezas dentales ni en los tejidos blandos. Cuando existen patologías orales como la gingivitis, periodontitis o caries, es necesario que el dentista les ponga solución antes de priorizar la estética.

En casos de hipersensibilidad dental

Aquellos pacientes que sufren cuadros agudos de sensibilidad dental no son los candidatos idóneos para realizar un blanqueamiento, ya que, después de este tratamiento la sensibilidad podría aumentar. Sobre todo durante el tratamiento y en las 48  primeras horas es bastante notable.

No obstante, existen dentífricos y enjuagues específicos para ayudar a aliviar las molestias, además de que la tecnología actual cada vez cuida más estas situaciones. Como cada caso es totalmente único, la mejor forma de salir de dudas es valorando previamente el proceso en persona.

Las mujeres embarazadas o en período de lactancia

Por norma general, los dentistas no recomendamos que las mujeres embarazadas o en período de lactancia se realicen un blanqueamiento. Es algo que, además, podría esperar hasta que la mujer encontrase otro momento idóneo.

La razón principal para dicha recomendación radica en el peróxido, una sustancia empleada durante el tratamiento, y su posible daño al feto o al bebé en caso de que este compuesto atravesase la barrera placentaria o mamaria.

No es recomendable que los menores de 18 años se realicen un blanqueamiento dental

Por norma general, la edad recomendada para comenzar a disfrutar de los beneficios de este tratamiento es a los 18 años. En una edad menor o antes de que erupcione la dentición definitiva, no es aconsejable, ya que también podrían sufrir una sensibilidad dental mayor que otros pacientes.

 

Si tienes dudas sobre este tratamiento y te preguntas si podrías o no realizarlo, puedes realizar una 1ª valoración con nosotros, sin compromiso. ¡Contáctanos hoy mismo!

Solicita tu 1ª visita GRATIS