Ahora que estamos llegando a la mitad del otoño, seguro que ya has notado algo diferente y no solo en las temperaturas. Esta estación conlleva una serie de cambios en la forma de vestir, las rutinas, las horas de sol y el cuidado del cuerpo. Sus efectos en la cotidianidad son más que evidentes, pero, ¿qué pasa con la salud oral?

Sí, el otoño también influye en tu estado bucodental y, por eso, queremos explicarte sus efectos positivos y negativos sobre los dientes. ¡Vamos a descubrirlos!

Efectos positivos del otoño en la salud oral

Uno de los cambios que más beneficia a los dientes es la mejora en la alimentación. En otoño es posible encontrar frutas, verduras y otros alimentos propios de este período que fortalecen el organismo, incluyendo a la cavidad oral.

Puedes consumir setas, que gracias a su aporte de calcio, magnesio y potasio contribuyen con el desarrollo de los dientes. Las manzanas, por su parte, ayudan a mantener la dentición limpia y opciones como la calabaza, las uvas, los frutos secos y la granada tienen nutrientes que fortalecen los tejidos dentarios y las encías.

El otoño también conduce a la estabilidad de la rutina, ya que dejamos atrás definitivamente las vacaciones de verano. Esto ayuda a recuperar hábitos y estructuras que pueden mejorar la atención hacia la higiene bucal.

Efectos negativos del otoño en la salud oral

El contraste de temperaturas entre el verano y el otoño tiende a bajar las defensas, lo cual puede estimular el desarrollo de infecciones y patologías como la periodontitis, ya que el cuerpo no se encuentra en las mejores condiciones para defenderse contra ellas.

Esa misma debilidad en el organismo vuelve a las personas propensas a los resfriados o gripes, que pueden generar dolor de muelas en caso de inflamar los senos paranasales, particularmente los maxilares.

Al causar congestión en la nariz, el resfriado motiva a respirar por la boca, secando la cavidad y aumentado la posibilidad de tener mal aliento.

Durante esta época, también se observa un incremento en la aparición de aftas bucales. Además, la presión de trabajar o estudiar por largas horas y balancear actividades pesadas hace que los individuos presenten estrés, estado que promueve el bruxismo o el trastorno de apretar los dientes.

 

Si bien es inevitable experimentar alguna de las consecuencias de la entrada del otoño, recuerda que puedes evitar que deterioren tus dientes al hacer una visita a tu dentista de confianza en Hortaleza. Ven a CIO Arturo Soria y recibe los mejores tratamientos bucodentales que te garantizan higiene bucal, corrección de problemas odontológicos y prevención de patologías. ¡Pide tu cita y nos vemos pronto!

Solicita tu 1ª visita GRATIS