¿Sabes cuáles son los problemas de mordida principales? Lejos de lo que algunas personas creen, la ortodoncia no es solo un tratamiento puramente estético. Va mucho más allá. Se trata de una especialidad que se encarga de corregir problemas funcionales o de salud.

En relación con este tema, la manera en la que mordemos a veces no es la adecuada. Cuando esto sucede, se ocasionan problemas a largo plazo como desgastes dentales, encías retraídas, caries, alteraciones articulares, molestias…

Por ello, desde nuestra clínica dental en Pinar de Chamartín siempre incidimos en la importancia que tiene detectar y corregir lo antes posible la maloclusión. Precisamente en este post vamos a explicarte cuáles son los problemas de mordida principales. Si quieres identificarlos, ¡continúa leyendo!

Mordida cruzada

Se produce cuando el hueso maxilar es demasiado estrecho. Este problema de anchura del maxilar hace que los dientes no encajen como deberían y que, al morder, algunas piezas de la arcada superior se posicionen por detrás de la inferior. El origen de esta alteración puede ser esquelético o dentario y las causas, genéticas o debido a hábitos llevados a cabo durante la infancia.

Retrognatismo mandibular

Este problema de oclusión también se conoce como clase II. El hueso maxilar superior se encuentra por delante del inferior, ocupando la mandíbula una posición más retraída. En los casos más graves, el mentón es prácticamente inexistente. Generalmente, su causa es genética, aunque también puede deberse al uso excesivo del chupete o la succión del pulgar.

Prognatismo mandibular

También conocido como clase III, el prognatismo mandibular hace referencia al desarrollo excesivo de la mandíbula con respecto al hueso maxilar superior. La posición adelantada de la mandíbula afecta tanto a nivel funcional como estético. De este modo, este problema de mordida puede ocasionar problemas de confianza y autoestima en la persona que lo padece.

Sobremordida

La sobremordida implica el solapamiento de los dientes de forma muy aumentada. Es decir, las piezas dentales de la arcada superior al morder cubren demasiado, hasta el punto de que pueden cubrir por completo los dientes de la arcada inferior. La causa de esta alteración suele ser el retrognatismo mandibular.

Mordida abierta

Los pacientes que tienen mordida abierta se caracterizan por no poder cerrar la boca. Esto se debe a que, al masticar, los dientes de la arcada superior no contactan con los de la inferior. La causa puede ser genética o también puede deberse a ciertos hábitos adquiridos en edades tempranas como chuparse el dedo, hacer fuerza con la lengua contra los dientes o respirar por la boca.

Mordida en tijera

Por último, la mordida en tijera es un problema de oclusión que se produce porque los dientes superiores sobresalen más de lo debido. Esto significa que ambas arcadas no encajan correctamente y las piezas dentales de arriba no contactan con las de abajo.

En cualquier caso, si estás buscando una clínica dental en la zona norte de Madrid, en CIO Arturo Soria contamos con un equipo de ortodoncistas como el Doctor Jaime Ferrero González que se encargará de estudiar tu caso particular y ofrecerte un plan de tratamiento a tu medida.

Por último, si tienes cualquier pregunta, no dudes en contactar con nosotros: ¡estaremos encantados de poder ayudarte!

Participa a través de tu comentario y solicita tu primera visita gratis.

 

Problemas Mordida Principales

Solicita tu 1ª visita GRATIS