Los empastes u obturaciones son una de las técnicas de odontología conservadora que más realizamos en nuestra clínica dental en Pinar de Chamartín. Como ya sabes, se encargan de reparar un diente dañado, generalmente por caries, devolviéndole la salud y la funcionalidad.

En este sentido, una de las preguntas que más nos plantean nuestros pacientes es si son normales las molestias después de realizar un empaste. Para descubrir la respuesta, ¡sigue leyendo este post! En él, te contamos todos los detalles.

Exactamente, ¿qué son las caries?

Tanto en adultos como en niños, las caries son uno de los problemas bucodentales más frecuentes. De hecho, afectan al 90% de la población aproximadamente. Generan la destrucción de los tejidos duros de las piezas dentales y aparecen cuando existe acumulación de placa bacteriana y sarro.

Llevar a cabo una higiene oral deficiente o una dieta alimentaria rica en azúcares y carbohidratos favorecerá la presencia de caries. Por ello, siempre insistimos en la importancia que tiene prevenir a través de una limpieza bucodental minuciosa y efectiva y un estilo de vida saludable.

¿Para qué sirve un empaste?

Las obturaciones, conocidas coloquialmente como empastes, sirven para restaurar un diente dañado, generalmente por una caries. Consisten en realizar una cavidad en el diente, retirando el tejido cariado, y, posteriormente, rellenarla con composite, un material biocompatible con el organismo que es altamente estético.  De esta manera, la pieza dental afectada recupera su salud y funcionalidad.

Es un tratamiento sencillo, con una duración de 45 minutos aproximadamente. Además, generalmente se realiza bajo anestesia local para que el paciente no sienta ningún tipo de molestia.

¿Es normal sentir molestias después de un empaste?

A priori, los empastes no deberían molestar. Sin embargo, es cierto que en algunos casos sí se producen determinadas molestias justo después de su realización. Por ejemplo, es normal sentir cierta sensibilidad al comer alimentos muy fríos, calientes o al cepillarse los dientes.

De todos modos, esta sensación debería ser pasajera y desaparecer paulatinamente, a medida que vayan avanzando los días. Si perdura, debes acudir al odontólogo que te haya realizado el empaste para que pueda revisar que todo está correcto.

Además, existe la posibilidad de que haya quedado la reconstrucción un poco más elevada de lo que debería y, con un pequeño ajuste en clínica, se pasen estas molestias. No obstante, nosotros siempre nos cercioramos de el que el resultado, tanto a nivel estético como funcional, sea adecuado a través de una prueba de mordida.

Si estás buscando una clínica dental en la zona norte de Madrid, en CIO Arturo Soria contamos con un equipo de odontólogos generales que se encargarán de estudiar tu caso y proporcionarte un tratamiento adecuado para ti.

Por último, si tienes cualquier pregunta, no dudes en contactar con nosotros: ¡estaremos encantados de poder ayudarte!

Participa a través de tu comentario y solicita tu primera visita gratis.

¡Recibe un cordial saludo!

www.cioarturosoria.com

Solicita tu 1ª visita GRATIS